Inspire y motive con la Escuela de Lavado de Manos de Ella

Los hábitos para una buena higiene de manos se adquieren mejor desde pequeños

La importancia de lavarse las manos

El absentismo y las enfermedades a causa de una mala higiene de manos en las guarderías y escuelas constituyen un verdadero problema. No solo afecta a los niños y los profesores, sino que también suele provocar que los padres tengan que faltar al trabajo. Sabemos que la enseñanza y el control de la higiene es un gran reto para los padres, así como para las instituciones educativas.

Lavado de manos

Lavarse las manos ayuda a prevenir enfermedades y es la mejor defensa.
Existen tres tipos principales de contagio (bacterias o virus) que es aconsejable evitar:
  • de las manos a los ojos, la nariz, la boca y heridas abiertas;
  • a otra persona a través de un contacto directo mano a mano o contacto indirecto mano a objeto a mano;
  • de las manos a los alimentos durante la preparación de comida.

Elimine los gérmenes

A la hora de lavarse las manos, mucha gente tiene la mala costumbre de pasar un poco de agua rápido, sacudirse un poco las gotas y marcharse. Si se enseña a los niños desde pequeños a secarse las manos hasta que no quede rastro de humedad, es probable que no se cojan malas costumbres.


Usar jabón líquido o en espuma y después aclararse con agua elimina gran parte de las bacterias, sobre todo si a continuación se secan bien las manos. La utilización de jabón y el aclarado con agua también es un método eficaz de reducir el número de virus en la piel.


Una de las ventajas de usar toallas de papel desechables es que las bacterias quedan atrapadas en la toalla. Las enfermedades aparecen cuando las bacterias se transfieren al interior del cuerpo.

Consejos y trucos

Imprimir Descargar